Los Otros Freelancers NO Son El Enemigo

unsplash-bonus

¿Estás evitando otros profesionales independientes, porque no quieres que se “roben” tus clientes? Estás cometiendo un grave error.

Los otros freelancers no son el enemigo. De hecho, los otros freelancers son tus nuevos mejores amigos.

Estas son algunas razones por las que debes construir relaciones con otros profesionales independientes:

Ser freelancer es duro

Tus amigos, familiares y antiguos colegas no van a entender tu nuevo estilo de vida. Suele ser un negocio solitario, y puede ser frustrante tener que hacerle frente a todos los obstáculos que se presentan en soledad.

Sin embargo, cuando cuentas otros profesionales independientes con los que te puedes conectar, compartir ideas, o simplemente compadecerse de los particulares desafíos que enfrentan los freelancers, serás capaz de hacer un mejor trabajo freelance. Es importante relacionarse con otras personas que entiendan tu línea de trabajo a las que puedas consultar, para que puedan ayudarse mutuamente, intercambiar ideas, y mejorar constantemente en el mundo freelance.

Cada freelancer es diferente y ofrece servicios únicos

Incluso si conoces a otro profesional independiente que se especializa en lo mismo que ti, puede ser que él brinde un servicio diferente o se enfoque a un nicho distinto. En este caso no sólo no competirán, sino que además podrían pensar en asociarse y hacer crecer su negocio.

Es muy poco probable que los dos sean competencia directa entre sí y ofrezcan exactamente el mismo servicio a al mismo nicho de mercado. Hay espacio para todos en el mundo freelance.

No podrás aceptar cada oferta de trabajo que se te presente

Si de casualidad tu y otro profesional independiente ofrecen exactamente el mismo servicio al mismo nicho de mercado, pueden referirse proyectos cuando se encuentren desbordados de trabajo.

Por ejemplo, si te vas de vacaciones por un mes y alguien quiere contratar tus servicios, puedes recomendar al otro freelancer, y él puede hacer lo mismo contigo cuando esté demasiado ocupado para aceptar nuevos proyectos o clientes.

Ser capaz de referirse el uno al otro ayudará a ambos a gestionar sus períodos atareados y lentos, y tus clientes apreciarán que no pongas sus proyecto en un segundo plano hasta que puedas atenderlos.

Ahí lo tienes: otros freelancers NO son el enemigo. Ayuda a construir una comunidad de profesionales independientes más fuerte celebrando tus amistades freelance!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *